Por qué El Secreto no funciona (…y la solución)

Por qué El Secreto no funciona (…y la solución)

¿Por qué El Secreto no funciona? Son muchas las personas que tras leer el libro de El Secreto o ver el documental, creyeron que el secreto se basaba en simplemente pensar de forma positiva para lograr aquello que querían.

Los libros de pensamiento positivo empezaron a salir por doquier, y cada vez que alguien se sentía mal y lo decía en voz alta, el que había leído El Secreto le decía: vigila, ¡tus pensamientos crean tu realidad!.

Ojalá todo fuera tan simple.

Porque si fuera tan simple, ahora mismo tendrías la vida que tanto deseas y no estarías aquí leyéndome, jeje.. con todo mi amor, ¿eh? 🙂


Qué es El Secreto y por qué no funciona

El Secreto fue un libro creado por Rhonda Byrne en 2006 que popularizó la ley de la atracción y la filosofía del pensamiento positivo.

Este libro, convertido en documental, se basa en la ley universal de que se expande aquello donde pones el foco, y que por tanto si tu atención está continuamente puesta en los problemas solo atraerás más problemas, pero que si lo pones en aquello que deseas, con perseverancia lo atraerás a ti y se hará real.

A partir de aquí, todo el libro y documental se basa en personas que aplicando El Secreto han logrado manifestar la abundancia financiera en sus vidas, gracias a pensar en positivo y usar la ley de la atracción en su favor.

Sin embargo, esto no es verdad. ¿El motivo? Te lo cuento a continuación.

Sígueme ahora en Instagram…


Razón UNO por la que El Secreto no funciona

Porque el pensamiento positivo se basa en la información consciente que yo emito al campo cuántico, pero no tiene en cuenta todo lo que hay en el inconsciente.

En otras palabras, la realidad no la creamos solo con la mente consciente, sino con la mente inconsciente. Y esta es un 95% del total.

Veamos un ejemplo práctico:

Quizás tú quieres manifestar un negocio que facture 6 cifras anuales. Totalmente factible… y me juego la camisa que si yo te digo que mañana tienes 100.000 euros más en el banco, tu mente consciente dice que sí.

¿Por qué entonces no los tienes?

Porque seguramente tu mente inconsciente interfiere para que no los tengas. Y te preguntarás, ¿pero cómo es esto posible?

Por mil razones.

Puede ser por lealtades familiares inconscientes, porque muy en el fondo de tu corazón no quieres ser más que papá y mamá.

Puede ser porque te dé miedo de forma inconsciente perder a tu círculo de amistades, que ya no te quieran porque ahora ganas una pastaaaa

Puede ser porque inconscientemente sientas que tener tanto dinero conlleva una gran responsabilidad y en el fondo quieras vivir una vida sin cargas.

La mente consciente dice «sí, quiero!», la mente inconsciente dice «nooo!!!». Y hasta que mente consciente e inconsciente no se pongan de acuerdo, la realidad será siempre un no.

Solo puedes manifestar aquello en lo que tu mente consciente e inconsciente están de acuerdo.


Razón DOS por la que El Secreto no funciona

La segunda razón por la que El Secreto no funciona es porque parte de un modelo totalmente individualista, donde el ser humano de forma individual es omnipotente. Y esto no es así.

Somos seres interconectados, influyéndonos unos a otros continuamente.

Tu entorno te afecta mucho más de lo que crees… por no hablar de toda la información que percibes del Inconsciente Colectivo sin ni tan solo saberlo.

Volviendo a nuestro ejemplo de facturar 100.000€ con tu negocio. Pongamos que por fin has logrado que tu mente inconsciente se ponga de acuerdo con tu mente consciente para manifestar la abundancia.

Según El Secreto, ahora sí o sí deberías estar nadando en una piscina de oro, ¿no?

Pues puede pasar que sí… y puede pasar que no.

¿Por qué? Porque si por fin has convencido a tu mente inconsciente de lo que quieres, pero todo tu entorno alimenta la escasez, te será muy difícil mantener el foco a manifestar la abundancia.

Te lo pongo fácil con otro ejemplo. Imagínate que quieres perder peso, y tanto tu mente consciente como la inconsciente están de acuerdo en perder peso.

Si tu entorno sigue comiendo como tú lo hacías antes, ¿verdad que te será difícil mantener tu motivación de comer sano y perder peso?

Sí, lo puedes lograr igual, pero te costará 10 veces más que si tu entorno favorece un estilo de vida saludable y toda la información que consumes a lo largo del día potencia hábitos de salud y bienestar, ¿verdad?

Pues esto es con cualquier cosa que quieras manifestar. Y por eso, una vez más, El Secreto no funciona porque no te dice la verdad, al menos no toda la verdad.


Razón TRES por la que El Secreto no funciona

El Secreto se basa en el ego y sus dictados. Un mayor coche, una mayor casa y, a ser posible, una mayor cuenta corriente con muchos ceros a la derecha.

Pero el problema es que si lo que quieres manifestar va en contra de lo que tu alma quiere, todo van a ser obstáculos y no va a funcionar.

Tu Ser manda por encima de tu ego, así que el ego ya puede insistir que quiere hacer zeta, si tu alma quiere hacer jota, nada que hagas para manifestar zeta funcionará. ¡Te hablo por experiencia!

Así que antes de preguntarte qué quiere tu ego, pregúntate qué quiere tu Ser con esta pregunta:

¿Qué hace que mi corazón se expanda?

Si lo que tu ego quiere manifestar es distinto a esta respuesta, mejor cambia de objetivo o perderás tiempo, dinero y energía.


¿Qué hacemos entonces? Aquí la solución ❤

Lo primero que has de entender, es que el pensamiento positivo por sí solo nunca es suficiente. Y que el camino no es esconder los trapos sucios debajo de la alfombra para evitar que se vean.

Si tienes un jardín lleno de mala hierba, por más que lo mires pensando que todo es positivo, y que tus plantas son preciosas, la única realidad real en el plano físico es que cuando no quites la mala hierba, en breve no habrá espacio para nada más.

La solución es podar la mala hierba, ver qué hace que vuelva a crecer, poner soluciones y, a partir de aquí y solo a partir de aquí, sembrar esas plantas tan bonitas que compraste.

Igual con tu mente.

Lo primero que tienes que ver es qué hay en tu inconsciente que obstaculiza el manifestar eso que quieres, sin sentirte culpable. Recuerda que no lo elegirías así de forma consciente.

Una vez identifiques tus obstáculos internos (la mala hierba del ejemplo), lo siguiente que has de hacer es retirarlos. Y eso no se hace con pensamiento positivo, se hace integrando tu sombra. El camino a la Luz y a la abundancia no siempre es de sonrisas. Y este es un claro ejemplo.

Cuando ya has integrado tu sombra, y consciente e inconsciente están de acuerdo en aquello que quieres manifestar, el siguiente paso es asegurarte un entorno que potencie aquello que quieres lograr.

Una vez tienes tu mente inconsciente a tu favor y un entorno que te apoya, ahora sí es el momento de poner tu foco en aquello que quieres manifestar. Eso sí, no te quedes en solo poner el foco, ¡hay que pasar a la acción!

En el sofá de tu casa difícilmente crearás un negocio que facture bien transformando vidas. Necesitas moverte para hacerlo realidad, avanzando con decisión, sin dejarte vencer por el primer obstáculo que aparezca.


En resumen….

El verdadero secreto para manifestar la vida que deseas no es creerte de forma ingenua lo que te dice El Secreto, sino hacer que tu mente consciente e inconsciente y entorno se alineen con aquello que tu Ser quiere manifestar.

Es escuchar al corazón, a aquello que te hace sentir que vibras alto y te expandes.

Es identificar aquello que te frena y te impide avanzar.

Es renunciar a pintar todo de color rosa, cuando en realidad es de color gris oscuro.

Es hacer frente a tus sombras, haciendo consciente lo inconsciente.

Es cambiar tu entorno, para que te acerque al objetivo que quieres alcanzar.

En resumen: es convertirte en la persona que logra aquello que quieres lograr, antes de lograrlo.


¡Tu opinión importa!

Y tú, ¿qué piensas de El Secreto? ¿Cuál es tu experiencia manifestando eso que tanto deseas?

Deja un comentario, me encantará leerte. 💛